WooCommerce
Canadá

UNA MANERA DIFERENTE DE PESCAR

Whitehorse es una una ciudad ubicada en la provincia de Yukón,Canadá y es la entrada para ver el increíble fenómeno natural de las auroras boreales.

A pesar de ser una ciudad pequeña de tan solo 20 mil habitantes cuenta con una gran cantidad de actividades invernales para aprovechar durante los días que están en la ciudad en espera de que caiga la noche.

Algunas de estas actividades son trineo de perros, moto de nieve, visita a las aguas termales Takhini, y la famosa pesca en hielo.

La pesca en hielo se desarrollo inicialmente por supervivencia. Era una manera de conseguir alimento en los tiempos de mucho frío. Muchos de los pueblos nativos de América del Norte hacían un hoyo en el hielo, se sentaban o recostaban en una cama improvisada de hojas de bálsamo y se cubrían con un tipi en espera de los peces. Hasta la fecha algunos nativos americanos usan lanzas todavía para atrapar los peces que se acercaban a la carnada que se les dejaba en el agua.

Ahora esta actividad se modernizo, ya que se cortaba el hielo grueso con hachas, y ahora se usan taladros muy sofisticados. ¡El grosor del hielo puede ser desde 30 centímetros hasta 1 metro!

Antes de ir al lago del cual pescarán tendrán que estar vestidos con la ropa térmica que rentaron desde que llegaron a Whitehorse, y el guía los recogerá en el hotel para llevarlos a escoger su equipo de pesca acorde a cada persona, y su licencia de pesca para no residentes, ya que sin ésta, no es posible pescar.

Cada tour puede ser muy diferente. Desde dirigirse a los lagos en moto de nieve, caminando con raquetas de nieve, o en camión especial para la nieve llamado snowcoach, o hasta la selección de los guías de a que lago dirigirse según el clima del día, lo que también cambiará el paisaje y qué tipo de peces tendrán la oportunidad de pescar.

Los peces más comunes son trucha arcoíris, trucha de lago o tímalo ártico.

Para muchos, la espera es lo que menos nos gusta de la pesca, sin embargo, los guías encenderán una fogata y podrán tomar bebidas calientes mientras les cuentan anécdotas de esos peces que se les ha escapado y esperan que algún pez muerda al anzuelo.

Si tienen suerte, y atrapan algún pez de un tamaño grande, el guía se los podrá filetear y cocerlo con la misma fogata para probarlo lo más fresco posible.

Para garantizar la mejor experiencia, pero sobre todo por seguridad, los tours se pueden solicitar a partir de mediados de diciembre hasta finales de marzo. Esto para tener la garantía de que el lago está totalmente congelado, y evitar caminar sobre alguna zona del lago que no sea lo suficientemente espesa como para resistir la fuerza del taladro y evitar que se fracture el hielo.

En algunas ocasiones por el intenso frío que hay, podría ser necesario volver a taladrar el mismo agujero, ya que se empiezan a congelan de nuevo.

Si te gustaría agregar este tour a para complementar tus días antes de ver las auroras boreales por la noche, no dudes en pedirle a algún experto en el destino para que te cuenten más de la actividad


About the author

Lei

Francesa fluida en chilango, madre, cinéfila y experta en hotelería. Me encantan los domingos urbanos, los tacos al pastor y los paseos en camello