México

SI DE ALBURES SE TRATA… EL MEXICANO SE PINTA SOLO

Norway Reports

Que no te agarren en curva a donde vayas y aprende del ingenio que se carga el mexicano.

Algo que distingue al mexicano es la capacidad de jugar con casi cualquier cosa que le digas y usarlo en tu contra, a esto se le conoce como “albur” y lo encuentras en todas partes; en la comida, en los oficios, en el cuerpo… En este juego cualquier cosa cobra doble sentido y ese es el ingenio que tiene el mexicano.

Se cree que nació en la época colonial como una juerga entre mineros de la zona de Pachuca, Hidalgo, sin embargo los mexicas en su cuecuechcuícatl (canto travieso), hacían alusiones eróticas y en ocasiones en un estilo de doble sentido.

Generalmente los albures se asocian con un estatus social bajo, sin embargo trasciende las barreras socioeconómicas, sobre todo entre hombres. Aunque las mujeres también están entrando en este juego de palabras demostrando de manera lúdica, el erotismo, la sutil intimidación y el ingenio.

Su popularidad fue en aumento en los últimos años, sobre todo desde 1958 cuando se publicó el libro de “Picardía Mexicana”, de Armando Jiménez, en donde desglosa el lenguaje que puedes encontrar en las calles de la Ciudad de México, entre ellos los albures.

Para poder entrar a la guerra de albures se requiere de una destreza mental pues intercambias frases con contenido (no directo) sexual, con el fin de que otra persona no pueda responder, las expresiones deben evitar toda connotación grosera o peyorativa, si la persona no responde a los pocos segundos, ha perdido. Incluso existe un concurso Nacional del Albur y un diplomado dirigido por la “tepiteña” Lourdes Ruiz (campeona Internacional del Albur), la cual también saco un libro de albures llamado “Cada que te veo, palpito. Guía básica (y unisex) para alburear”.

Según los expertos esto podría ser un buen método educativo porque requiere de un amplio vocabulario, atención y destreza mental en tan solo pocos segundos.

Las reglas del Concurso Nacional del Albur son:

  • No se puede insultar directamente al contrincante.
  • No se pueden insultar, lo que causa una descalificación inmediata.
  • Se debe contestar en menos de cinco segundos o se pierde.
  • Y no se pueden repetir los versos.

Aquí unos cuantos para que te rías dependiendo de la ocasión:

Frases

  • No sacudan tanto el chile, que se riega la semilla.
  • No sacudas la cuna, que despiertas al niño.
  • En mejores tepalcates he frito mi longaniza.
  • No se apene, pásele joven.
  • Te molesto con el chile es que me agarra lejos.
  • Tú me la Pérez Prado con canciones de Agustín Lara.
  • Vamos a meterle el muñequito a la rosca.
  • Yo no soy su pariente, pero vengo atrás de usted.
  • A la larga te acostumbras.

 Preguntas

  • ¿En las taquerías, comes parado?
  • ¿Te gusta el queso badita?
  • ¿Te gusta el raspado de anís?

Nombres Propios

  • Melo Rosas
  • Ailejo De Mivara
  • Aquiles Castro
  • Jorge Nitales
  • Antonio T. En Sancho
  • Dora Melcacho
  • Susana Horia

 Pueblos famosos de México

  • Tejeringo el Chico
  • San Jasmeo
  • San Casteabro
  • Tepiscoeloyo
  • Sumosoltlan el Grande

Comparativos

  • No es lo mismo dormirse al instante, que dormirse en el acto.
  • No es lo mismo palos en el monte, que montes en el palo.
  • No es lo mismo lino pásame el remo, que pásame el remo lino.
  • No es lo mismo apalear un techo, que techar un palo.
  • No es lo mismo Huele a trastes que atrás te huele.
  • No es lo mismo calzones a bajo precio que aprecio tus calzones abajo.
  • No es lo mismo los montes de Tapachula, que tápate los montes chula.

Así que ya saben, que no los sorprenda algún mexicano ya sea de paseo o que visiten algún lugar, demuestra que también sabes alburear.

 

 

Norway Reports