WooCommerce
Pueblos Mágicos

¿SABES CUÁL FUE EL PRIMER PUEBLO MÁGICO?

¿Eres de esos viajeros curiosos que todo se cuestiona?, ¿O de los que no quiere perderse ni el más mínimo detalle de los sitios que visita?, ¿alguna vez te has preguntado cuál fue el primer Pueblo Mágico y por qué?  ¿En qué momento se volvieron 111 Pueblos Mágicos?… Hoy traemos estas respuestas para ti. 

México cuenta con un sinfín de atractivos turísticos, hay para todos los gustos y presupuestos, somos un país que ha entendido la importancia de diversificar nuestros destinos y actualmente, México tiene de TODO y para TODOS, una prueba de esto son nuestros amados Pueblos Mágicos.

Un poco de historia:

¿Qué son los Pueblos Mágicos?

La Secretaria de Turismo (SECTUR) define a los Pueblos Mágicos como: ”Localidades que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, en fin magia que te emanan en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico’’.

¿Qué busca el programa Pueblos Mágicos?  

Busca que los ciudadanos revaloremos a estas comunidades, que hasta cierto punto teníamos olvidadas, las cuales representan alternativas para los turistas. También busca impulsar al desarrollo económico de estas localidades, mismas que se dedicaban a industrias completamente diferentes al turismo (como la industria minera) y que hoy se ven en la necesitad de reactivar su economía. ¿Cuándo nacen los Pueblos Mágicos?

Fueron creados en el 2001, estos deben tener ciertas características para cumplir con el nombramiento, algunos los cumplen, otros no, pero si algo es cierto es que TODOS tienen su encanto. El Pueblo Mágico que ”se graduó” y pasó a ser Patrimonio de la Humanidad es nada más y nada menos que San Miguel de Allende. Este bello destino fue nombrado Pueblo Mágico en 2002 y dejó de serlo en 2008 para convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

¡YA DINOS QUIÉN FUE EL PRIMER PUEBLO MÁGICO!

Tan tan tan tan (leche con pan)… Huasca de Ocampo. Huasca fue el bello pueblo que inspiró este programa. La CDMX es privilegiada ya que somos la ciudad con más Pueblos Mágicos cercanos del país. El segundo Pueblo Mágico fue nuestro amado Real de Cartoce  y poco a poco se fueron sumando hasta ser 111. Huasca se encuentra a 1 hora y 30 minutos de la CDMX y si aún no lo conoces, te estás perdiendo de un pueblito que te robará más de una sonrisa.

Más sobre el primer Pueblo Mágico

Huasca es un escenario rodeado de árboles, casas con tejas, bosques y sin duda mucha magia que no te puedes perder. Aquí te dejamos los mejores lugares de Huasca de Ocampo:

Prismas Basálticos

Una gran belleza natural, considerada una de las 13 maravillas naturales de México.  Resulta difícil creer que estas figuras geométricas fueron creadas por la naturaleza.  Al caer el agua de la presa San Antonio sobre los prismas, el reflejo del sol te regalará pequeños arcoíris y al observar todo lo que conlleva la belleza de los prismas recordarás lo perfecta que es la naturaleza. Santa María Regla y San Miguel Regla

Imagina una tarde silenciosa en tu habitación con una cálida chimenea en medio de la inmensidad del bosque. ¿Ya se te antojo? ¡Pues lánzate! te juro que no te vas a arrepentir, la vista es hermosa. Se trata de dos haciendas construidas por el Conde de Regla (fundador del Monte de Piedad) que te llevan a viajar en el tiempo, llenas de rincones y leyendas.

Museo de los Duendes

Este museo es único en México, donde te contarán la magia y misticismo de los duendes. Existen infinidad de historias donde la gente del pueblo relata sus experiencias con estos seres mágicos, así como artículos que comprueban su existencia. Peña del Aire

Este lugar se llama así porque tendrás una vista que te permitirá observar una peña o enorme roca que pareciera estar suspendida en el aire. En este lugar hay una impresionante barranca en la cual podrás lanzarte de una tirolesa que vale la pena simplemente por la vista. Huasca fue el primer Pueblo Mágico por esa magia que te envuelve por completo, hoy son 111, todos con su toque muy particular, que a pesar de compartir características para el nombramiento, cada uno lo hace muy a su estilo y ahí radica la magia.

About the author

Laura Quintero

Duermo poco, sueño mucho¡
Vivir riendo, eso es vida.

5 Comments

Click here to post a comment