WooCommerce
Canadá

QUEBEC, LA CIUDAD MÁS HISTÓRICA DE CANADÁ

La ciudad de Quebec fue fundada hace más de 400 años. La ciudad ha restaurado y aprovechado los elementos de su pasado, lo que la transformó en una ciudad moderna con un encanto del Viejo Mundo. Es ahora la capital nacional de la provincia de Quebec y es considerada la cuna de la civilización francesa en América.

La ciudad cuenta con calles adoquinadas, edificios de piedra y madera con muchos restaurantes con terraza. Tiene un encanto parecido a los arrondisement parisinos, lo que la hace una ciudad histórica y romántica.

Lo ideal para visitar Quebec a fondo es caminando o en bicicleta. Realmente es posible recorrer la ciudad de punto a punto en tan solo 2 horas de caminata. Esta es la lista de los puntos más famosos de Quebec:

Vieux Quebec

El Viejo Quebec, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Fue la capital de Nueva Francia y esta divido en dos secciones: la Ciudad Alta, que es donde se encuentran las fortificaciones que hacen de Quebec, la única ciudad de América del Norte que ha conservado sus murallas, puertas y medidas defensivas. Esta zona es también considerada el centro religioso de la ciudad. Es hogar de monumentos históricos, la ciudadela y el famoso castillo Frontenac, que es ahora el hotel Fairmont Chateau Frontenac.

La segunda sección es la Ciudad Baja, repleta de tiendas, restaurantes y galerías. Es principalmente peatonal. En diciembre, Lower Town se transforma con una instalación de luces y villancicos para el mercado de Navidad. En el corazón de Lower Town se encuentra La Place Royal. Los edificios que rodean esta plaza han sido restaurados manteniendo su estilo histórico. Lo ideal es sentarse a tomar un café en uno de los restaurantes con terraza y vista a la plaza.

La Terrasse Dufferin

Para los locales, la Terraza Dufferin es un punto de encuentro común. Es ideal para dar un paseo con una vista al castillo Frontenac de un lado y el río San Lorenzo del otro. De igual forma, está muy inspirado en la arquitectura francesa, con sus farolas y bancas, en donde se puede disfrutar del sol, de la vista y del sonido del agua del río.

La terrasse Dufferin y el Château Frontenac, Québec
La Citadelle

La ciudadela de Quebec se encuentra en el Vieux Quebec, también a un costado del río San Lorenzo. Cuenta con 25 edificios que se puede visitar, desde un hospital, el comedor de militares y hasta una prisión. Una primera fortificación fue construida a solicitud del conde de Frontenac, debido a un ataque por la flota de Nueva Inglaterra y fue hasta 1820 que se terminó la construcción en forma de estrella como se conoce ahora.

Fue en este lugar donde Winston, Churchill, Roosevelt y Mackenzie, discutieron la estrategia sobre la Segunda Guerra Mundial durante las conferencias de Quebec de 1943 y 1944. Ahora es el cuartel general del “Royal 22° Regiment”. El único regimiento de infantería francófono de las Fuerzas Armadas Canadienses. La reina Elizabeth II es el coronel en jefe del regimiento.

Plaines d’Abraham

Las Llanuras de Abraham están a un costado de la Ciudadela de Quebec. Es parte del Parque des Champs-de-Bataille que tiene una superficie de 98 hectáreas. Los quebequenses van a este parque para aprovechar actividades deportivas, conciertos y festivales; cada año el parque es aprovechado para organizar la Fiesta Nacional de Quebec, el Carnaval de Quebec, y el Festival de verano de Quebec.

Cerca del parque también se encuentra el museo Nacional de Bellas Artes de Quebec. El museo exhibe más de 38 mil obras que data del siglo 17 hasta la actualidad.

Chateau Frontenac

Este castillo es un emblema de la ciudad. Esta ubicado sobre una colina, por lo que se puede observar la parte más alta de castillo que es su torre central desde varios puntos de la ciudad. Es ahora un hotel de la cadena Fairmont, y el hotel más fotografiado del mundo.

Parc de la Chute de Montmorency

Este parque se encuentra a tan solo 20 minutos en coche del Viejo Quebec. Es hogar de las Cascadas Montmorency que con 83 metros de alto, superan la altura de las Cataratas del Niágara de sólo 52 metros. En el parque es posible caminar arriba de la cascada por medio de un puente colgante o llegar a la cima en un teleférico, se puede pescar, aventarse de una tirolesa y muchas otras actividades. El parque también es hogar de muchas leyendas, que en caso de ir acompañados de un guía, les podrá contar cada una de ellas.

En invierno una gran masa de hielo se forma en la base de las cascadas donde muchos aprovechan para practicar escalada sobre hielo.

Si estás en la ciudad de Quebec en invierno, aprovecha para visitar el hotel de hielo que esta abierto para visitas a partir de finales de diciembre, incluso puedes aventurarte a hospedarte en él desde enero y hasta marzo, aproximadamente.

About the author

Lei

Francesa fluida en chilango, madre, cinéfila y experta en hotelería. Me encantan los domingos urbanos, los tacos al pastor y los paseos en camello

3 Comments

Click here to post a comment