WooCommerce
México

NIDO DE QUETZALCÓATL, MEZCLA DE ARQUITECTURA, NATURALEZA Y FANTASÍA.

La Ciudad de México es una de las más visitadas gracias a su gran diversidad cultural. Adentrándote en ella podrás encontrar mil y un rinconcitos que te sorprenderán, como lo es el Nido de Quetzalcóatl.

Para los que habitamos este monstruo de ciudad esta mezcla de arquitectura, naturaleza y fantasía, se vuelve vital. Estos súbitos lugares son los que nos llevan a viajar dentro de nuestra propia ciudad, sus alrededores y a salir de la rutina.

Jamás podremos llegar a imaginar todo lo que podemos visitar aquí, ese es un gran motivo para amar nuestra ciudad. Cuando crees que ya lo has visto todo, algo te vuelve a sorprender.

En mi búsqueda compulsiva por conocer todos esos rinconcitos de mi ciudad y sus alrededores, me encontré con El Nido de Quetzalcóatl, proyecto del arquitecto mexicano Javier Senosiain.

Ubicado en Naucalpan Estado de México, inspirado en la arquitectura orgánica, la cual busca representar la naturaleza: además de respetarla en su totalidad, adapta la construcción acorde al terreno y los caprichos que éste pueda tener.

Si te preguntarán: ¿cuál es el lugar más loco en el que has dormido?, ¿qué contestarías? Este lugar es un proyecto arquitectónico fuera de lo normal.

 

Originalmente constaba de 10 departamentos, los cuales se encuentran habitados, mismos que puedes rentar para experimentar una noche durmiendo dentro de una serpiente.

Aquí lo convencional no existe. Las ventanas cuadradas desde donde aprecias las vistas a la metrópoli, o hasta el tendedero de tu vecino; son reemplazadas por ventanas circulares por las que se aprecia la cabeza de la serpiente emplumada saliendo de una cueva.

 

También encontrarás decoraciones con colores llamativos, como un plato de cereal de Frut loops.

Las líneas rectas están prohibidas debido a que el arquitecto Javier Senosiain, tiene la teoría de que el ser humano se hace la vida de cuadritos y sufre su primer trauma al nacer. Al salir del vientre de su madre, donde todo es circular y acogedor, para estar en un cuarto cuadrado de hospital, después llegar a una casa una con televisión cuadrada, comiendo en una mesa cuadrada, y así sucesivamente.

Su idea es que al habitar estos departamentos te sientas como cuando estabas en el vientre de tu madre, el primer lugar que habitaste.

Javier Senosiain observó que el terreno destinado a la construcción de estos departamentos resguardaba cuevas, barrancas y muchas irregularidades. Para conservar el entorno natural, diseñó este proyecto a relieve. Al observar su maqueta notó que parecía como si el cuerpo de una serpiente gigante entrará y saliera del terreno.

Aprovechó las cuevas y decidió colocar la cabeza y cola de la serpiente para representar a  Quetzalcóatl, actualmente, resguardado en estos departamentos con un estilo único.

Con el paso de los años, este proyecto ha ido evolucionando. Se espera que en, aproximadamente, 5 años esté completamente abierto al público como un parque museo auto sustentable, el cual estará compuesto por tres reinos: animal, vegetal y mineral, mismos que hoy ya se encuentran en etapa de desarrollo.

El reino vegetal consta de un invernadero con especies endémicas de México, una gran cantidad de cactáceas, plantas medicinales; además existe una gran cantidad de minerales dentro de las cuevas en todo el terreno y un auditorio al aire libre.

El arquitecto Javier Senosiain también cuenta con grandes obras como la casa orgánica a 15 minutos del Nido de Quetzalcóatl, la casa de los teletubis en Satélite, la tumba del canta-autor José Alfredo Jiménez en el pueblo mágico de Dolores Hidalgo, Guanajuato y El hongo en Acapulco, Guerrero.

Te recomiendo llevar zapatos y ropa cómodos, ya que el recorrido completo es aproximadamente 3 horas 30 minutos.

Es importante saber que el Nido de Quetzalcóatl se encuentra dentro de una privada llamada ‘’Paseos del bosque’’ en Naucalpan, a la cual no te dejan acceder sin tu confirmación. Se permite la toma libre de fotografías y los guías brindan un recorrido fantástico. Carga al 100 % tu pila porque el recorrido es largo, entre más te adentres más impresionado estarás.

Para visitar el Nido de Quetzalcóatl es necesario hacer reservación previa, por medio de su página; www.arquitecturaorganica.com

O envía un mail a Patricia Castillo a mopacastillo@gmail.com

Echa un vistazo a este maravilloso lugar…

 

 

 

 

About the author

Laura Quintero

Duermo poco, sueño mucho¡
Vivir riendo, eso es vida.

1 Comment

Click here to post a comment