Norway Reports
México

LAS VISTAS DEL EDIFICIO VACAS – Puebla, Puebla

Norway Reports

Y sí, elegí el Edificio Vacas para mi primera entrada de este H. blog que bautizamos como Just Check in.

Han pasado varios meses y realmente no he tenido más de un fin de semana al mes para descansar, pero como siempre, esta inquietud nuestra nos llevó a conocer uno de los mejores miradores de la ciudad de Puebla. A bordo de la “pulga roja” de Vane y disfrutando de nuestro clásico (y algo choteado) tráfico en la maravillosa Ce De Eme Equis, llegamos a la caseta de la entrada de la Heroica después de 2 horas exactas desde nuestro hogar en la hermana República de Satélite.

Entrando por unas calles del centro de Puebla, hablamos con mi primo Rodrigo, nuestro muy querido y peculiar anfitrión para este fin de semana. “Busca en Waze el Edificio Vacas.” Como era de esperarse, uno tiene sentimientos encontrados de buscar esta propiedad en medio del (otra vez) tráfico de Puebla.

En fin, el recorrido siempre es bueno al llegar a este maravilloso lugar: una vuelta por el Zócalo, la iglesia de Santo Domingo, la Biblioteca Palafoxiana, la jungla urbana cerca de la Av. Reforma y finalmente llegamos al famoso Edificio Vacas.

Nada del otro mundo, pero esconde una gran sorpresa.

Afortunadamente y como en todos los viajes que hacemos, encontramos esos “unicornios” que te cambian la impresión que tienes del lugar. Dejamos el coche y tomamos el elevador hasta el piso 7 (piso 7, ¿En el Centro de Puebla?) para ver una de las vistas más espectaculares del centro de la ciudad. El Edificio Vacas fue por muchos años el edificio más alto de Puebla, adornando la ciudad desde 1952 con la inauguración de sus departamentos. Nombrado en honor al empresario español Emilio Vacas, representante del Art Decó de los cincuentas (el edificio, no Emilio aclaro…), honorable superviviente de varios sismos y un abandono por problemas familiares.

“Acompáñenme al techo, tengo que subir a Perrito Fernández para que no se haga del baño otra vez en el depa”, su Shitzu de 5 meses, algo parecido a un Ewok. Ahí es donde descubrimos nuevamente el centro de Puebla.

Ver la Catedral de Puebla totalmente iluminada, la iglesia de Santo Domingo, ver las luces del Zócalo tratando de imaginar el movimiento de la gente, Reforma, hasta el Estadio Cuauhtémoc iluminado de azul y el nuevo teleférico de la ciudad. Si duda alguna, es el único lugar de Puebla que puede hacer que todos dejen de hablar para disfrutar esa vista.

(Lo siento, no pude evitar pensar en esta escena con Vane a lado.)

Muchas veces lo comentamos con amigos y no los culpo de que los hartamos un poco, pero es de cajón que queramos demostrar un punto: los mexicanos no sabemos apreciar la belleza e historia de nuestras ciudades. Poco a poco, hemos encontrado gente que está más interesada en tratar de entender esto que presumimos fuera de México y negamos dentro de nuestros hogares. Roy, Rafa, “La Galleta”, Anuar… en verdad da gusto saber que ese orgullo está creciendo entre nosotros y ellos han sido el claro ejemplo al compartirnos este lugar.

Av. Reforma en domingo, convertido en paseo peatonal. Como buen anfitrión, Roy menciona esas mágicas palabras después de una visita agradable: “Qué bueno que vinieron, ya saben que pueden venir cuando quieran”. Espero no te arrepientas cuando no puedas sacarnos por hacer esa clase de ofertas. La próxima vez, ya llegamos con la mantequilla lista… para esos waffles.

¡A comer!

Burger Corner en Zavaleta Center

Menú del día: English Breakfast Burger, con huevito y todo (aaaaaaaguas Fann) y si señores… EXISTE la malteada de vainilla con tocino… #paragordosprofesionales

Tortas y Bar Girofle: 2 Tortitas de Pipián y adobo “pal” desayuno.

¿De a cómo joven por la pareja?

Casetas: $292 total

Gasolina: $595 tanque lleno, medio tanque ida y vuelta

Comida: $815 (¡y a reventar!)

Norway Reports

About the author

Edgar Castellanos

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”. – Mark Twain

1 Comment

Click here to post a comment