Mundo

EL PUY DU FOU, UN PARQUE TEMÁTICO ÚNICO

Norway Reports

Cuando era niña, cada verano pasaba mi días en casa de mis abuelos en Francia. Y todos mis fines de semana se enfocaban en ir a un parque temático histórico llamado el Puy du Fou. Es el segundo parque más visitado en Francia después de Disneyland París.

Se encuentra en un bosque de 50 hectáreas, en el departamento de la Vendée, a media hora en auto de mi ciudad natal, Cholet, y a una hora de la bella ciudad de Nantes. Debido a que el parque es muy amplio, se recomienda visitarlo por dos días completos. Puedes hospedarte en una de esas dos ciudades y rentar un auto para ir y venir, o hospedarte en los hoteles temáticos dentro del complejo.

Hotel temático ubicado en el parque

El parque está dividido en dos zonas. El Gran Parque, la zona principal que opera de día, y la Cinéscénie, que es un espectáculo nocturno que solo se puede ver en verano.

Gran Parque

El Gran Parque se enfoca en recrear eventos y elementos históricos de la región, todo adaptado en espectáculo. De manera general, la mayoría de los personajes representados en el espectáculo son cristianos que defienden su reino o su pueblo, frente a los enemigos exteriores, que es el Imperio Romano, los Ingleses o hasta los Vikingos.

En muchos de sus espectáculos hay animales entrenados. En el “El Baile de las aves fantasmas” más de 200 aves rapaces vuelan arriba de los espectadores, águilas, halcones y buitres.

«El Secreto de la Lanza” es un espectáculo con acrobacias ecuestres y duelos con espadas.

Y una de sus recientes atracciones, “La Marca del Triunfo”, es un coliseo con una capacidad de más de 6500 espectadores, donde verán unos típicos juegos de la Roma Antigua con leones domados y gladiadores.

Hay espectáculos más visuales donde Merlín pone a prueba la valentía de Arthur, y otro donde se relata la historia de la zona, desde la Antigua Roma hasta el Renacimiento, a través de una pared de agua que cobra vida. Y no te sorprendas cuando los actores escojan espectadores al azar para formar parte del elenco.

Al entrar al parque les entregan una guía para conocer los horarios en los que se presenta cada espectáculo y se puedan organizar a su ritmo. Cada presentación tiene un mínimo de 6 o 7 horarios por día. En sus tiempos libres pueden caminar por una cueva subterránea, ver animales de granja como cabras, jabalís, gansos entre muchos otros. Para comer, hay áreas que recrean el estilo medieval, donde hasta el restaurante prepara comida de manera medieval. Pero como en cualquier parque, la comida es algo cara, muchos locales llevan su comida para el día.

Cinéscénie

Este espectáculo nocturno de 4 horas relata la historia de la región. Las escenas del espectáculo de la Cinéscénie se desarrollan sobre un escenario de 23 hectáreas con como fondo un castillo que estaba siendo construido para Francois II du Puy du Fou, pero nunca terminó la construcción y se acabó vendiendo.

El Castillo se encuentra a la izquierda, y las gradas a la derecha. El espectáculo se desarrolla en tierra, frente a las gradas y sobre el agua.

A diferencia del Gran Parque, donde los actores son artistas y acróbatas entrenados y profesionales, en La Cinéscénie más de 6 mil personas dan vida a este espectáculo, pero de estas 6 mil, 3,910 son voluntarios de todas las edades. Estos voluntarios vienen de las ciudades que están en los alrededores, como son mis tíos, primas y abuelos, que cada viernes y cada sábado participan en el espectáculo totalmente por gusto y diversión. Cada artista y actor del espectáculo nocturno y diurno es llamado “Puyfolais”.

Alrededor de toda esta área se establecieron “pueblos” para organizar a los Puyfolais según la salida que tienen que tomar para entrar al escenario, y según los trajes de época que tendrán que vestir. Cada pueblo tiene cabañas con vestidores donde se guardan los más de 20,000 disfraces que se usan cada noche de espectáculo. Y después de cada espectáculo, los voluntarios se reúnen alrededor del bar que tiene cada pueblo, o visitan otros pueblos para festejar.

Es posible comprar una visita guiada, para conocer el detrás de escenas y ver estos pequeños pueblos donde se preparan y conviven actores y voluntarios.

Cada viernes y sábado, más de 13,900 espectadores se sientan en la tribuna panorámica para ver este espectáculo nocturno al aire libre, con caballos trotando sobre el agua, batallas medievales, explosiones, un castillo en llamas y muchas aventuras más. Se necesitan 8,000 proyectos de luz, más de 150 chorros de agua para decorar el escenario, y un impresionante final con un conjunto de más de 800 fuegos artificiales.

Es de verdad un espectáculo impresionante, que sea como voluntario, como fue mi caso un numero incontable de veces, y como espectador.

Norway Reports

About the author

Lei

Francesa fluida en chilango, madre, cinéfila y experta en hotelería. Me encantan los domingos urbanos, los tacos al pastor y los paseos en camello