WooCommerce
Mundo

EL CASTILLO DE LA BELLA DURMIENTE

En Alemania encontrarás el castillo de Neuschwanstein, el edificio más fotografiado del país. Este castillo, como todos los de su época no tenían un objetivo estratégico ni por protección, si no más por estética y gustos de cada rey.

Curiosamente el rey Luis II de Baviera había mandado a construir este castillo para poder alejarse de la vida pública. Y ahora cada año, 1,4 millones de personas visitan lo que fue su refugio.

El rey era extremadamente tímido, pero también muy obsesivo con la construcción de su castillo. Cada ajuste o cambio en el diseño tenía que ser aprobado por él. De hecho, en varias ocasiones se aplazó la obra. Era previsto que la obra terminará en 1872 y fue hasta 1884 que el castillo ya era habitable, pero todavía faltaban zonas por terminar y decoraciones.

Muchas zonas del castillo que eran previstas fueron re-organizadas, o hasta canceladas por cuestión de presupuesto y de tiempo. Por ejemplo, se planeó una “Sala Morisca” con una fuente que nunca fue construida, así como un “Baño de los Caballeros” para recordar los rituales de los caballeros del Grial, que tampoco fue construido. En su lugar fue instalada una escalera para visitantes que lleva a la salida.

El costo del castillo fue tan alto que el rey tuvo que recurrir a préstamos en más de una ocasión, hasta llegar a ser amenazado de un posible embargo en 1885.

El castillo no solamente es famoso por su estilo arquitectónico y por ser la inspiración de Walt Disney para la creación del castillo de la Bella durmiente de Disneyland. También cuenta con referencias a personajes medievales como Tristán e Isolda. En sus instalaciones se puede ver el primer teléfono móvil de la historia que solo contaba con una cobertura de 6 metros.

Todas las habitaciones del castillo pueden ser visitadas. Sin embargo, es posible que algunas estén en restauración por lo que cierran ciertas zonas temporalmente.

Para visitar el edificio, solo puede ser durante las visitas guiadas de 30 minutos. Las entradas se pueden comprar en la taquilla debajo del castillo o en la página oficial en línea. Se recomienda evitar los meses de julio a septiembre. El tiempo de espera bajo el sol puede ser muy largo y es posible que se agoten las entradas, ya que hay numero limitado de entradas por día. Las taquillas abren de 08:30am hasta las 3pm en invierno (hasta el 31 de marzo 2019), y en verano de 7:30 a 5pm.

Toma en cuenta que no es posible entrar con carriolas y mochilas de gran tamaño. Una vez en el castillo está prohibido tomar fotografías y grabar.

Lo ideal para llegar al castillo es rentando un auto, o tomar un autobús desde la ciudad de Füssen que se encuentra a tan solo 10 a 15 minutos.

About the author

Lei

Francesa fluida en chilango, madre, cinéfila y experta en hotelería. Me encantan los domingos urbanos, los tacos al pastor y los paseos en camello