México Negocios

¿Cómo llevar mi negocio a internet?

Norway Reports

En este periodo de dificultad económica, parece que los únicos ganando son los negocios digitales, y todos los negocios locales están sufriendo. Bueno, no es tan blanco ni tan negro. Pero la realidad es que, con más tiempo en casa, quienes tienen la posibilidad de hacerlo, están más tiempo en internet, y más tiempo en internet es más tiempo para ver productos y hacer compras en línea.

En este contexto, es lógico que todos los dueños de negocios físicos se pregunten ¿es momento de abrir mi negocio en línea? ¿Puedo? ¿Cómo?

El temible ecommerce

No hay por qué tenerle miedo a la idea del ecommerce. Esa palabra que flota en la mente de todos como una cuestión complicada de sistemas y programación no es más que un término general para hablar de la compra y venta de productos y servicios por internet. 

Es decir, si conoces a alguien que vendió un celular por Whatsapp, o vende sus muebles viejos por Facebook, conoces personas involucradas en ecommerce. La cuestión no es hacer ecommerce, sino cómo hacer negocio del ecommerce.

Otra vez suena temible, pero no debería. Llevar tu negocio a internet es prácticamente una cuestión de organización. Así que organicémonos.

1. Define tu producto

El primer paso es definir claramente tu producto. Tal vez no todos los productos de tu negocio sean óptimos para internet, o tal vez empezar tu ecommerce hace necesario que agregues algún otro producto a tu lista. En cualquier caso, el primer paso es saber qué es lo que vas a vender y TENERLO MUY CLARO Y SÚPER BIEN DEFINIDO.

Ese último detalle es particularmente importante. Si no tienes perfectamente claro qué vas a vender, el cómo es un juego de azar. Sólo sorteando ese paso puedes pasar a lo siguiente: la evaluación de tu idea. 

Debes preguntarte ¿cuál es el mercado para tu producto? ¿Vendes una necesidad, un lujo o una moda? ¿De qué otras formas se puede conseguir tu producto? ¿Tu producto es tangible o intangible? Este tipo de preguntas te ayudarán a saber si es viable tu proyecto y cómo necesitas que sean tus ventas. 

Porque sólo sabiendo cómo deben ser tus ventas, puedes calcular cómo manejar tu producto. ¿Cuánto de tu producto necesitas tener listo para enviar? ¿Necesitas abastecerte con más de tu producto de lo normal? ¿Cómo distribuyes tu intangible? ¿Por correo electrónico o con un link? ¿Se puede? Define tu producto para definir tu negocio.

2. Investiga y prepárate

El segundo paso es menos proyectivo y no necesita tanta creatividad. Esta es una cuestión de datos duros, información clara y segura. Ya definiste tu mercado, ahora conócelo. ¿Quién es tu competencia? ¿Cómo trabaja? ¿Qué negocios se te parecen? ¿Qué puedes aprender de ellos? Fíjate en el camino que han recorrido otros y así puedes saber dónde están los hoyos y los atajos. Así es como haces tu plan de negocios.

El plan de negocios es la cuenta clara de tus objetivos y tus procesos para lograrlos. Toda la información que recopilaste te servirá para robustecerlo y poder implementarlo después con una estrategia. Y ya que tengas tu plan, asegúrate que tengas lo necesario para cumplirlo.  

¿Tu negocio físico tiene lo que necesitas para abastecer tu negocio en línea? Puede ser que sí. O puede ser que necesites más materia prima o más mano de obra. ¿Tienes los medios para distribuir tu producto? ¿Cuánto te costaría? Con todo lo que investigaste, en este momento ya lo sabrás con claridad.

No olvides en tu investigación tomar en cuenta el aspecto legal. Busca qué necesitas para operar, los términos y condiciones de los servicios, aprende qué son las políticas de privacidad, y cómo funcionan las políticas de entregas y reembolsos. En México es cada vez mayor la regularización de los servicios en línea, así que asegúrate de estar en orden.

La última parte de este paso es investigar los diferentes canales de venta que tienes disponibles y elegir. Tal vez sea suficiente que aceptes pedidos por Whatsapp o pongas ofertas en Facebook. Tal vez sea necesario poner tus productos en Amazon o MercadoLibre. O tal vez necesites un sitio web dedicado a tu negocio en Shopify.

No es necesario que elijas sólo uno, puede ser que varios de estos canales ayuden a tu negocio y sirvan para posicionarte y darte una ventaja. ¿Por qué no?

3. Prepara tu lanzamiento

Ya que tengas todo preparado, afina detalles. Si tu plan de negocios está listo y es viable, tu producto es perfecto para el mercado, o le encontraste un nicho, pues es hora de salir al mundo digital. Para eso, te conviene anunciarte y preparar tus redes sociales para el gran lanzamiento. 

Una buena campaña de lanzamiento puede darle un empujón a tu naciente negocio digital. Que tus clientes actuales sepan tus movimientos y que les cuenten a sus familias es una campaña eficiente, pero hay muchas opciones. Otra, por ejemplo, es pedirle ayuda a Facebook o a Google. En cualquier caso, no abrirías una tienda en línea que esté sola.

También afina los detalles de tu producto. ¿Sus empaques son suficientes para el transporte? ¿Son atractivos? ¿El transporte de tu mercancía está listo? ¿Qué tal sus etiquetas? Quieres que las personas que reciban tu producto se sientan especiales y que la experiencia sea perfecta para que te recomienden.

4. Después del lanzamiento

Ya que tu negocio tenga su lado digital, chécalo constantemente. Es importante que lo vigiles para que conozcas a tus clientes reales y tal vez acomodes tus productos a sus necesidades. Tal vez no sea necesario, pero de todas formas es mejor saberlo. 

Evalúa constantemente el rendimiento de tu tienda y tus redes sociales. Por muy bien que te salga tu lanzamiento, siempre pregúntate qué puedes mejorar. No olvides aplicar de vez en cuando algún descuento u otra estrategia de marketing. Todo para que mantengas viva tu tienda.

Confía en la internet

El ecommerce es el futuro de algunos negocios, pero es una herramienta importante para todos. Tiempos tan difíciles como estos son muy atípicos, pero sí nos muestran que debemos de prepararnos para diferentes escenarios. 

Tener un segundo canal de venta para negocios que dependen de su local puede ser una ayuda significativa. Un ejemplo son los muchos restaurantes que tienen presencia en Uber Eats y Rappi a pesar de ser locales pequeños. 

Si no estás seguro de hacerlo por tu cuenta o te hace falta una guía, acércate a un experto. En Castbord Consulting nos dedicamos a apoyar a las pymes en su desarrollo, así como la profesionalización de sus negocios. Lo importante es que nada detenga tu crecimiento.

Norway Reports

About the author

Luis Cedeño

Editor para JCI.
Corrector de Estilo en Castbord Consulting.
Especialista en lenguaje (a veces).