Canadá

BANFF: UNA EXPERIENCIA DE NIEVE Y VÉRTIGO

Norway Reports

Mi última visita a Canadá fue al pueblo de montaña de Banff, un sitio increíble y único en el mundo.

Hoy les platicaré de un lugar fascinante en Canadá: Banff. Éste se encuentra dentro de la primera reserva natural de Canadá. Mucha gente teme a este tipo de destinos por el frío, sin embargo, considero que es una excelente opción de febrero en adelante, ya que a pesar de las bajas temperaturas, llevar una buena chamarra junto con unos pantalones calientitos te permite visitarlo sin problemas. ¿Listo para conocerlo?

Mis recomendaciones de este destino para los viajeros son:

  1. Banff: un pueblo para todos los gustos.

¡Es un pueblo muy pintoresco! Sus restaurantes tienden a ser pequeños y cálidos, además, hay una gran cantidad de tiendas de souvenirs. ¡Pero no creas que son los típicos! Te venden desde el clásico llavero, hasta mamelucos para adultos con imágenes y dichos bastante graciosos o decorados como si trajeras un el uniforme de uno de los equipos de hockey canadiense (de los más vendidos, por cierto). En el pueblo, existen muchas galerías de arte con bellas piezas labradas en jade, madera o metal, así como artísticas piezas en cerámica y vidrio. Lo mejor de todo lo que les describo, es que sus precios son accesibles considerando el valor del peso versus el dólar americano. Recuerda: un dólar canadiense está en un promedio de 14 pesos. ¡Aprovecha!

  1. Subir a Mount Norquay.

Este es el mejor lugar para poder tomar una foto de National Geografic del el pueblo de Banff rodeado por montañas y al centro la icónica imagen del Fairmont Banff Springs. ¡Es un must que no se pueden perder! En mi caso, subiendo la montaña me tocó ver ciervos blancos y venados, ya que al ser una reserva, es muy probable que veas algunos animales regionales en el camino. Verás que no se esconderán, ya que están acostumbrados a tener gente en su territorio.

  1. Subir por la Góndola de Banff.

Esto lo recomiendo incluso para las personas que sufren de vértigo ya que es la mejor forma de poder tener una vista de 360 grados desde la falda de la montaña hasta la punta de una manera cómoda y segura. En el pico podrás disfrutar de sus instalaciones, en el primer nivel encontraras la tienda de souvenirs y la zona de restaurante con un mirador a toda la redonda; en el segundo nivel se encuentra una zona interactiva para niños donde encontrarán descripciones, trivias y juegos que los harán aprender la flora y fauna que habita en las montañas. Finalmente, en el tercer nivel podrán acceder al mirador abierto, el cual consta de un largo puente fijo que cruza parte del pico de la montaña y te permite tener hermosas vistas de toda la cadena montañosa. ¡Realmente es una experiencia única!

https://www.youtube.com/watch?v=0XM4uMM3QT8

  1. Caminar sobre el agua.

Ohhh si leíste bien, ¡caminar sobre el agua! Cada invierno, las bajas temperaturas hacen una gruesa capa de hielo en el Lago Minnewanka, la sensación de adrenalina es algo raro ya que estas a la expectativa de escuchar el “crack” y que todo el hielo se quiebre. Por suerte, podemos agradecer que las películas de acción sean un poco exageradas y puedes incluso brincar sobre el hielo. Eso sí, mi súper recomendación es llevarte al menos unos tenis con una buena suela adherente para que no vayas patinando sin control. Usualmente, si vas por zonas cubiertas de nieve, puedes llevar unas botas normales (no es necesario comprar unas de nieve) y podrás caminar sin problemas.

Finalmente, mi última recomendación es cerrar tu viaje cenando en el restaurante “Pacini” ubicado en el Hotel Moose, justo en la avenida principal de Banff. Personalmente, se me hizo un excelente lugar, ya que la comida se caracterizó por ingredientes frescos y un gran sabor.

¡No dudes en vivir la experiencia!

Norway Reports

About the author

Vanesa Dulanto

Amo cocinar por herencia de mi abuela, soñadora y despistada, siempre hay tiempo para un café con mis amigas.

3 Comments

Click here to post a comment