Norway Reports
Especiales

5 TIPS PARA TU INTERCAMBIO GODÍN

Norway Reports

El tema de los intercambios es todo un conflicto, sobre todo en las oficinas donde es muy común que abunden las incoformidades y sonrisas falsas.  Te dejo cinco tips para que salgas victorioso de esta peculiar dinámica: 

1.- Observa. En cuanto sepas quién te tocó, investiga cosas generales de su personalidad, gustos e intereses. Si no tienes ni idea de cómo es o qué es lo que le gusta, antes de correr a preguntarle a sus amigos y arruinar la expectativa de la dinámica debes aprender a OBSERVAR. Aunque no convivas mucho con esa persona, su forma de vestir, expresarse o su espacio de trabajo te darán información valiosa o alguna pista de lo que podría gustarle.

2.- Pregunta. Si después de observarlo, espiarlo y stalkearlo en red sociales nomás no se te ocurre qué regalarle, entonces es válido acercarse a alguna persona para que te de algunas recomendaciones. Aunque esto arruina un poco la expectativa y emoción que hay alrededor del intercambio, no está mal pedir ayuda, al final la persona que reciba el regalo te lo agradecerá. 😉

3.- Personaliza. Debido a los problemas que pueden surgir entre los precios, la calidad y las infinitas posibilidades, muchas empresas delimitan el regalo a un rango de precio o a algún objeto en particular. Es común que se regalen chocolates, dulces, calcetines, bufandas, adornos, tarjetas, etc., con el objetivo de que todos queden contentos; sin embargo te sugiero que intentes que esos calcetines, chocolates o tarjetas tengan algo con lo que la persona se identifique. Aunque todos reciban una tarjeta, si al gamer le das una tarjeta con el personaje de su juego favorito, habrás logrado el objetivo.

4.- Sé creativo. Si no te late el ambiente navideño y el intercambio es obligatoriamente a fuerza, esfuérzate un poquito y no compres lo primero que te encuentres a la salida del metro. No estoy hablando de precios, hay cosas sencillas pero muy útiles.                     El punto es dejar de ser tan predecible. Si no tienes suficiente tiempo, una pequeña nota en el regalo o una envoltura fuera de lo común pueden hacer la diferencia entre una sonrisa sincera y un sarcástico: “Muchas gracias, no te hubieras molestado”.

5.- ¡La intención es lo que cuenta! Creo completamente en esta frase porque la navidad no es para lucirse con los regalos más caros o el atuendo más extravagante, es para disfrutar de los pequeños detalles. Y aunque te toque una persona con la que apenas y cruzas palabra, no importa, tienen algo en común y es el lugar donde trabajan. Recuerda que la empatía y el trabajo en equipo son piezas clave en cualquier organización.

Amor amistad, paz y unión son los valores que se destacan en ésta época, valores que ni el regalo más grande puede remplazar. Estoy en contra de comprar por compromiso, de regalar algo porque “tengo que” regalar algo, de endeudarme sin pensar o  siempre esperar algo a cambio. Las cosas se dan de corazón y cuando eres auténtico, sencillo y sacas tu lado creativo es más sencillo obtener sonrisas y agradecimiento sinceros de vuelta.

No te estreses por el regalo, en realidad eso no es lo importante. Aprende a disfrutar esta fecha en la oficina, al final de cuentas es tu segundo hogar y seguramente ves más a tus compañeritos que a tu mamá, resígnate y disfrútalo.

¡Feliz intercambio y que la suerte te acompañe!

 

Norway Reports

About the author

Gaby Bravo

Que mi viaje deje algo en el viaje de los demás, ese al que llamamos vida.

3 Comments

Click here to post a comment